En este momento estás viendo Yael Frankel presenta “Todo lo que pasó antes de que llegaras”

Yael Frankel presenta “Todo lo que pasó antes de que llegaras”

  • Categoría de la entrada:Literatura
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios
  • Tiempo de lectura:10 minutos de lectura

Yael Frankel es una artista integral de la literatura infantil que propone historias amorosas, divertidas e inteligentes con mucha poesía y técnicas gráficas de colores variados, siempre potentes. Editorial Limonero acaba de presentar su nuevo libro: Todo lo que paso antes de que llegaras. Viaje al corazón de la poesía hecha ilustración.

Por Gabriela Baby

Esperar al hermanito es para muchos chicos y chicas una manera de tomar conciencia del tiempo futuro, empezar a medirlo, a proyectar el presente inmediato hacia un tiempo de cambios y novedades que vendrán. Todo lo que pasó antes de que llegaras se trata de ese tiempo, de la cosecha de la espera, del aprendizaje de crecer.  

El libro, editado por Editorial Limonero, es la nueva propuesta de la talentosa Yael Frankel, autora e ilustradora nacida en Buenos Aires, que publicó muchos libros en Argentina, Francia, Italia, España, China, Corea del Sur, Colombia y Chile.
Todo lo que pasó…  (y lo que podría pasar) está narrado desde el punto de vista de un niño que espera algo tan impensable y enorme como un hermanito, mientras el bebé crece en la panza de su mamá. Contra la voraz ansiedad, para degustar el presente en todos sus matices.  

Planetario: En Todo lo que pasó… hay una mirada sobre el tiempo (tiempo de espera, tiempo de dominar ansiedades) y una propuesta de medir ese tiempo que lo convierte casi casi en un libro informativo ¡de matemática! ¿Por qué se te ocurrió abordar el asunto de la medición del tiempo, y de lo que pasó “antes”?

Yael: Te cuento. Soy la cuarta hermana entre cuatro hermanos y me alucina pensar que me perdí muchas de las cosas que vivieron mis hermanos, a pesar de haber nacido todos en la misma casa y de haber compartido a nuestros mismos padres. Es que en realidad, cada uno de nosotros estuvo en el mundo durante un periodo de tiempo diferente al de los otros tres. Soy yo la última incorporación a la familia de origen así que tuve y tengo tres voces que me cuentan cosas diferentes de los años en los que ellos compartieron un pedacito de vida sin mí. Toda esa parte “perdida” pasa a ser una especie de legado, o sea, de todo lo que pasó antes de que llegaras al mundo. Por eso el libro está dedicado a todos los que nos cuentan la película cuando llegamos tarde al cine. Porque se toman el tiempo para contarte con más o menos detalle lo que te perdiste, ese pedacito que no viste pero que vas a necesitar para entender cómo sigue la cosa. Así que ya tenía algo del material en la cabeza y me puse a dibujar ¡como lo haría un nene! Todo un desafío.

Pero no todas tus historias son autobiográficas. ¿De dónde vienen las historias que contás en tus libros?

Llegan desde muy diferentes lugares pero lo cierto es que no podrían venir de otra parte que no fuera yo misma, o lo que me pasa, o le pasa a gente cercana a mí y me cuentan… en uno de mis libros, por ejemplo, fue la frase de un amigo muy querido la que me despertó las ganas de ir a escribir e ilustrar un libro álbum: él se había ido de viaje y una amiga que tenemos en común le escribió y le preguntó si todo estaba saliendo tal como él lo había planeado. Él le respondió: “Por suerte no”. Me pareció hermosísima su respuesta, y ahí mismo me puse a hacer los dibujos de lo que más tarde sería el libro Quelle chance! (¡Qué suerte!), editado por Rouergue, Francia, en 2019.

Y en cada libro, ¿Cómo es el proceso creativo? ¿Por dónde empezás? ¿Por la ilustración? ¿Por la historia?

Es todo un lío lo que hago. No hay método. Siempre empiezo por algo distinto. A veces es solo un título (pienso, “no puede ser que todavía no se haya publicado un libro que se llame…”), a veces empiezo por un dibujo, a veces, como dije antes, por algo que me cuenta alguien, a veces porque quiero estrenar una técnica recién aprendida (me pasó con las ilustraciones del libro Excursión, editado por Tres Tigres Tristes en España) y después resulta que esas ilustraciones las convierto en un cuento.

Volviendo a Todo lo que pasó … ¿Por qué se te ocurrió abordar el asunto de la medición del tiempo, y de lo que pasó “antes”?

Es un poco lo que te contaba: como llegué última a mi familia, tuve que encontrar la manera de “medir” las cosas que pasaron hasta mi llegada. Y es lo que le pasa al narrador cuando le cuenta a su hermanito por nacer, todo lo que él vivió o está viviendo para construirle al bebé una especie de “manual de usuario” y llegue a este mundo un poco más tranquilo, sabiendo con lo que se puede llegar a encontrar. El narrador, intenta medir y controlar los tiempos (como buen hermano mayor) y hace lo que puede… por ejemplo cuando dice “Pasó un año o más y aprendí a hablar y a caminar. Vos también un día vas a aprender pero primero hay que nacer”.

¿Cómo te conectas con la infancia, con ese tono y con el lector al que te dirigís en tus libros?

Haciendo libros infantiles, jajaja. Ese es mi gran contacto y también mi reparación con la nena que fui yo.

Podrías darnos propuestas o pistas para hacer que una niña o niño se acerque a los libros y a la lectura.

Yo soy autora de libros, le dejo la tarea de acercar a los niños con la lectura a los profesionales que saben hacerlo muchísimo mejor que yo. Siempre prefiero quedarme en mi propio espacio, haciendo lo que mejor sé hacer y le paso el mando a los que siguen en la cadena. Porque somos muchísimos trabajando para que los libros estén al alcance de los chicos, cada uno de nosotros, haciendo su trabajo.

Contanos algo de vos. Empezaste a hacer libros ilustrados para contar historias con imágenes. ¿Cuándo te diste cuenta que hay un estilo, un trazo en tus dibujos… y una poética personal? ¿Varía ese estilo a través del tiempo, o a través de los libros?

Estudié diseño gráfico en la universidad y trabajé muchos años como diseñadora gráfica, especialmente en packaging de juegos para niños. Y me la pasaba ilustrando ¡cajas! En un momento me di cuenta de que no quería que las ilustraciones solo fueran “lindas” para vender un producto ni que estuvieran ahí tan quietas… quería más. Quería que contaran historias, que se movieran. Y ahí fue cuando pensé en el álbum ilustrado, que reunía todo lo que yo quería hacer. 

En cuanto al estilo… no tengo la menor idea. Eso me lo dicen muchas veces los lectores, cosas como “reconozco tu estilo” pero la verdad es que no sé cuál es, yo hago, dibujo, compongo con mis manos, que se ve que se mueven en direcciones conocidas para mí, o tienen su propia memoria… La verdad es que también busco moverme sobre la hoja de una manera que me resulte amable, que tenga gracia, que tenga “alma”.

El desarrollo de la tecnología (compus, colores, formatos, pantallas) ¿impacta o incide en tu producción?   (más allá de la comunicación y las redes…)

La tecnología para mí es una herramienta más. En mi estudio tengo lápices, pinceles, tintas, plumas, marcadores y el lápiz digital (al que amo)

¿Hallazgos recientes en el mundo del libro ilustrado o del libro álbum? (contanos de tus favoritos de hoy).

Tengo una biblioteca repleta de libros álbum. Soy una consumidora voraz desde hace muchos años. Compro muchísimos acá y afuera, cuando viajo. Algunos de mis autores / ilustradores favoritos son: Isol, Klara Persson, Kitty Krowder, Anne Herbauts, Amanda Mijangos, Germano Zullo y Albertine, Violeta Lopiz, Mari Kanstad Johnsen, Andrea Antinori y puedo seguir hasta mañana…

¿Te reconoces como parte de un movimiento de LIJ o de artistas que trabajan en la narración a través de imágenes? (¿una generación? ¿Un grupo? ¿un momento de la historia y el devenir de la gráfica?)

Sí, claro. Siempre formamos parte de un todo más grande que nosotros mismos. ¡Y estoy súper orgullosa de pertenecer a este grupo!


Planeta Frankel

Muchos libros: Su libro A simple vista, editado por Amanuta, Chile, ha sido seleccionado para el catálogo White Raven, curado por la Biblioteca Juvenil Internacional (International Youth Library – IYL) de Múnich, Alemania. Su libro Contame más ha ganado el premio al mejor libro álbum, otorgado por ALIJA IBBY Argentina, en el año 2017. Sus ilustraciones para el libro El ascensor, editado por Limonero, Argentina, han ganado el primer premio en el Festival de Literatura para niños de Sharjah, Emiratos Árabes, en el año 2019. Este mismo año, el libro ha sido galardonado en la Feria Internacional del Libro infantil de Moscú, en la categoría libro de autor.

 http://www.yaelfrankel.com/

Deja una respuesta