En este momento estás viendo Viaje al planeta Albertine y Germano Zullo

Viaje al planeta Albertine y Germano Zullo

  • Categoría de la entrada:Literatura
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios
  • Tiempo de lectura:10 minutos de lectura

Autores de Mi pequeño, Línea 135, Los pájaros, Roberto y Gelatina, entre los más conocidos, la dupla creativa Albertine + Germán Zullo es uno de los clásicos indispensables de la biblioteca de Literatura para peques (y para leer en familia). Poesía visual, ternura a raudales, detenerse a mirar y a vibrar en imágenes, palabras y silencios. Imperdible. 

Por Gabriela Baby

Albertine y Germano se conocieron en un café de Suiza hace más de tres décadas. Fue amor a primera vista y nunca se separaron. Él es economista y escribía libros académicos y de tinte ensayístico. Ella es ilustradora y se dedicó a poner imágenes y formas a historias de otros. Hasta que un día probaron cruzar palabras y colores, relatos que son poemas visuales. Y entonces desplegaron un mundo. Todo para descubrir.

Su libro más conocido es Mi pequeño (Editorial Limonero), publicado en 2016. Mi pequeño es un poema libro álbum que cuenta muchas cosas: la relación de ella y él, las vueltas del tiempo, la danza de la vida y el despliegue del amor. Algunas lecturas señalan que ella y él (los personajes de Mi pequeño) son madre e hijo, pero nada en el libro afirma vínculo filial. Ella y él son entonces ¿una dupla de amantes? ¿de hermanos? ¿una pareja? ¿madre e hijo? ¿padre un día de quién fue su madre? ¿acaso importa? Mi pequeño es una historia fascinante que avanza en tamaños (ella enorme- él pequeño / ella mínima – él voluminoso) y en la poesía del abrazo. Un poema que es danza, ritmo y silencio.

Cuando Germano Zullo y Albertine visitaron Argentina – en 2017, para un Festival Filbita – Analía Paez, periodista de Telam, preguntó sobre Mi pequeño: “¿Es un libro que lo pueden leer chicos, grandes y ancianos? ¿Les llevó mucho tiempo condensar la historia?”
Podemos imaginar la mirada pícara y atenta de Albertine (¿la vieron en las fotos? ¡Es muy expresiva!) y quizá el respingo reflexivo de Germano. Ella dijo:
“No pensamos en la edad de nuestros lectores sino en la historia misma. Particularmente, cuando teníamos la idea de lo que queríamos contar me llevó casi dos años y medio encontrar la herramienta con la que elaborar los trazos. Probé distintos pinceles, carbonilla, acuarelas… un montón de elementos hasta que finalmente me sentí cómoda con los trazos que se ven en el texto. Pero lo más importante es que este libro curó la ansiedad de querer tener un hijo”.
Y Germano dijo: “No pensamos en los mensajes de los libros. Es algo que fluye entre nosotros. Observamos mucho a nuestro alrededor, contemplamos el mundo y de ahí surgen las historias que trasladamos a nuestras obras. No es que quiera contar determinada cosa sino que nos ponemos al servicio de lo que pase. Yo escribo y Albertine habla a través de su arte, es la parte sentimental de las historias”.

Sin mensaje, sin idea ni prejuicio acerca del lector, desde la pura libertad de la literatura, de la expresión artística, el pequeño y la giganta giran e invitan a dar todas las vueltas que la lectura pueda darles.
Mi pequeño es una experiencia para los sentidos, para los sentimientos también. Ella es inmensa y él crece y crece a través de las páginas. Él es inmenso y ella, chiquita, y entre tanto, el tiempo.
En Línea 135 (Editorial Calibroscopio) la propuesta es viajar por la ciudad. La lectura es un viaje, un dejarse llevar por el placentero fluir de las imágenes, sensaciones y momentos. Disfrutar del tiempo que pasa mientras pasa. Detenerse en los lugares que visitamos quizá por azar, porque sí. Tomar hasta la última gota de cada pequeña experiencia. ¿Fantasía o realidad? Y otra vez: ¿acaso importa?

En el libro Los pájaros (Libros del Zorro Rojo) el conductor de un camión llega hasta el borde final de la carretera para liberar a una cantidad de pájaros de colores. Los pájaros ganan el cielo. Todos, menos uno, tímido y pequeño, que no parece tener la intención de seguir a sus compañeros ¿o no puede? Aquí comienza una historia de complicidad entre pájaro y hombre. Poesía en estado puro: colores y horizontes para detener la mirada, respirar hondo, salir volando y volver a tierra para volver a volar. Los pájaros recibió el Premio Sorcières (2011) al Mejor Álbum Infantil, que otorga la Asociación de Librerías Especializadas de Literatura Infantil y Juvenil (ASLJ) y la Asociación de Bibliotecarios (ABF) de Francia.

También podemos leer aventuras de esta genial dupla creativa en Gelatina y Roberto (Limonero). Gelatina, que es una nena un poco traviesa, quiere que Roberto, su hermano mayor, pase tiempo con ella. Pero Roberto está muy ocupado escribiendo una novela en su computadora: será una historia para grandes escrita por alguien grande. Porque Roberto ya no es un niño y, por cierto, no tiene tiempo para cuidar a su hermanita. Pero la niña es tenaz, insiste. Roberto finalmente accede a leerle una historia. ¡Pero solo una!
¿Podrá? Gelatina y Roberto proponen aventuras de la convivencia, tolerancia, aceptación del amor.

Y aún hay más. En Los rascacielos (Libros del Zorro Rojo) dos multimillonarios vecinos —y rivales—, compiten por construir el edificio más grande y más lujoso. La soberbia y la arrogancia los lleva a una carrera enloquecida, en la que olvidan el sentido común.
Los rascacielos es una irónica fábula sobre el desenfrenado mundo moderno.
En tiempos de construcciones irracionales, competitivas y furiosas, un libro que invita a mirar la ciudad, el paisaje urbano y de sus habitantes, con humor y amor.

Por último, El presidente del mundo (La Marca editora), un libro poco conocido de esta dupla creativa, propone ver el día a día de un tipo muy ocupado. No es para menos: entre tantos asuntos urgentes, prioritarios o confidenciales y todos los teléfonos que no paran de sonar, ya no sabe dónde tiene la cabeza… habrá que ver cómo vive su día a día el presidente del mundo. ¡Sálvese quien pueda!En tono irónico a veces y super poético siempre, Albertine y Germano Zullo despliegan mundos colorido y cautivantes para lectores y lectoras de todas las edades. Y nada queda fuera de la posibilidad de poesía.


Planeta Albertine. Nació en Ginebra, en 1967. Estudió en el École des Arts Décoratifs y en el École Supérieure d’Art Visuel. En 1999, fue la primera artista suiza en obtener el prestigioso Golden Apple de la Bienal de Ilustración de Bratislava. Albertine ha recibido el prestigioso premio Hans Christian Andersen 2020 en reconocimiento a su obra. Ella es artista integral de otros títulos, como Bimbi (Limonero), Disfraces (Ediciones del Zorro Rojo) e ilustradora de textos de otros autores.

Planeta Germano Zullo. Nació en Ginebra en 1968. Estudió economía y administración. Sin embargo, en 1996, su carrera dio un giro y comenzó a dedicarse a la escritura de cuentos infantiles. Germano también es autor de cuentos, crónicas, poemas y textos para teatro y cine.

Premios para ambos
Los autores Germano Zullo y Albertine han sido galardonados con numerosos reconocimientos, entre los que destacan: el Golden Apple Bienal de Ilustración de Bratislava (1999) y la selección para la Lista de Honor IBBY (2008). En 2012, la dupla ganó el Primer Premio en la Feria de Bolonia por Mon tout petit y Los pájaros fue ganador del Premio Sorcières y catalogado por el The New York Times Book Review como uno de los diez mejores libros del año. A lo largo de más de dos décadas de trabajo sostenido, la dupla ha ganado numerosos e importantes premios y sus libros han sido traducidos por todo el mundo.

Para ver
Los pájaros: https://www.youtube.com/watch?v=jmk0lAEGNZo
https://lamarcaeditora.com/admin/files/libros/1099/LMEElpresidentedelmundoMUESTRADIGITAL.pdf

Deja una respuesta